Propuestas de “Un gran final” recibidas para el IV Concurso de Microrrelatos del Instituto Internacional

Gran final cuarta edicion microrrelatos

CATEGORIA ADULTO – EN ESPAÑOL (“Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos”):

20. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos; no hay indicios de su paso. No se extraña lo desconocido. La Conciencia murió amordazada pero ¿a quién le importa?

21. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Pensó el autor ante su obra. Acto seguido destruía su primer trabajo concluido y renunciaba a estudiar bellas artes.

22. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Macabra profecía que auguraba la destrucción total de la tierra tras la prueba fatal el día D, hora H.

23. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Excepto yo. Cada primero de mes le traigo sus flores preferidas. No sé cómo voy a hacerlo cuando me vaya con ella.

24. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Pero se dio cuenta de su equivocación al notar el vacio sin fondo en su corazón. Cada lágrima sin consuelo llevaba su nombre.

25. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Nadie la echó de menos porque no hubo otra, hubo otras, muchas, tantas que perdió la cuenta.

26. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Un sinsentido, una sinrazón, un susurro en el silencio que desapareció.

27. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Su recuerdo se desvanecerá como espuma del mar. Como arena entre los dedos se escurrirá y no volverá.

28. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Nadie la conoció, nadie supo quién fue. Nadie quiso molestarse en descubrir lo que guardaba dentro de sí.

29. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. ¿A quién le importa la verdad? Sólo hay una verdad, pero nadie quiere escucharla, así que ni me voy a molestar en pronunciarla.

30. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Olvídate, no volverá, ella no es, se fue, no está, no dejó nada, no se llevó nada y no te quitó nada, entérate ya.

31. “Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos jamás”, se regocijaba la serpiente mientras se hurgaba los colmillos con la auténtica costilla de Adán.

32. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Desolación, chozas desarmadas, tumbas. En el botiquín un esqueleto con bata blanca. En su libro diario se leía: Epidemia vencida.

33. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Hubo una chica en el tren que dormía con la boca abierta. Con un único y prolongado beso ella acabó ahogada entre mis labios.

34. –Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos

-¿Cómo fue?

-Con un poema. La hoja de papel le rasgó el cuello como si no me hubiera dedicado a otra cosa en mi vida.

35. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Porque yo cogí al vuelo la manzana que iba a caer sobre mi amigo Isaac Newton.

36. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Anoche soñó con Borges. Lo pagó caro. Hoy (¿hasta cuándo?) ella es la soñada y él el soñador.

37. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Una indisposición mía anuló la función en el teatro, la noche del 14 de abril de 1865 a la que iba a asistir Abraham Lincoln.

38. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. La tristeza de la hoja del calendario de este Enero. Estiró los días en negro y volaron sin sombra. Maldito tiempo despegado. 

39. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Por fin ahogué a tu amargura. Ni siquiera se resistió. Se hundió sin luchar. Le faltaban agallas. 

40. “Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos”: era una asesina de niños, muchas flores sobre el mar, se dice que jamás lloró.

41. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Terminó de muy mala manera. Se enamoró de un  imposible. Nadie la apoyó jamás.

42. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Digo, aquella vez que barrí con mis cejas el suelo, me abracé al tropiezo y juré no izar el vuelo. ¡Qué más da!, ya no me acuerdo.

43. “Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos”, murmuró el rey de los ciegos antes de morir. Sólo el mago sonrió, su brebaje había funcionado, pudo ver una puesta de sol.

44. “Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos.” Esto último lo dijo en voz baja, a pesar de ir solo en el coche. «Suegra, hoy me alegrará verte», pensó arreglándose la corbata.

 45. Hubo una, no habrá otra y nadie la echará de menos. Pasó su vida entre los pobres, haciendo el bien. Un día falleció y pocos recordarán su legado de amor.

CATEGORIA ADULTO – EN INGLÉS (“Ships at a distance have every man’s wish on board”):

5. Ships at a distance have every man’s wish on board. As rivers wish to give their water to the most beautiful fish. It’s the law of the sea written with the music of the waves.

CATEGORIA INFANTIL/JUVENIL – EN ESPAÑOL (“Era un crudo día de invierno y los copos de nieve caían como blancas plumas”):

4. Era un crudo día de invierno y los copos de nieve caían como blancas plumas. El unicornio tenía una bella crin y una larga perilla…

5. Era un crudo día de invierno y los copos de nieve caían como blancas plumas. El ser que apareció en primer plano era muy extraño. Tenía una mirada joven, pero una larga barba, muy muy canosa.

6. Era un crudo día de invierno y los copos de nieve caían como blancas plumas. Sus ojos miraban a un espejo de forma ovalada, que parecía de oro y que reflejaba…

7. Era un crudo día de invierno y los copos de nieve caían como blancas plumas. Un ser misterioso, sobre un fondo gris, nos invitaba a un mundo fantástico y de ensoñación…

8. Era un crudo día de invierno y los copos de nieve caían como blancas plumas Agarrando el espejo y acariciando al unicornio había una dama de mirada pálida con largas melenas recogidas en un bello turbante…

CATEGORIA INFANTIL/JUVENIL – EN INGLÉS (“The sun did not shine it was too wet to play so we sat in the house all that cold, cold, wet day”):

4. The sun did not shine it was too wet to play so we sat in the house all that cold, cold, wet day. The ants are hiding in their holes. Birds huddle in their nests. It’s my birthday. Anxious, I hope next to the fireplace.

5. The sun did not shine it was too wet to play so we sat in the house all that cold, cold, wet day. Our feeling was of friendship and union. We will never forget it!

 

Sigue nuestro hashtag: #ConcursoIIE

PLAZO DE ENVÍO DE “UN GRAN FINAL”: DEL 15 DE ENERO AL 15 DE MARZO del 2014.

Envíos a biblioteca@iie.es

Ver más detalles en:

https://bibliotecaiie.wordpress.com/i-concurso-de-microrrelatos-del-instituto-internacional/

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s